Piedras preciosas, vestidos de ensueño y el mar Mediterráneo de fondo. En el escenario privilegiado del Cabo de las Huertas, una gran extensión de la costa alicantina decorada con pequeñas playas y calas vírgenes, el equipo de la revista Oxxo Wedding realizó un shooting de moda que contó con la colaboración del joyero Carlos Moret.

El trabajo del equipo comenzó con la inspiración, esbozando la línea general que daría cohesión a todas las fotografías. Y la inspiración escogida para el editorial fue el mundo marino, una de las tendencias más refrescantes de la temporada. Corales, caracolas, peces, estrellas de mar, insignias, pasamanería, botones dorados, colores azul y blanco, lentejuelas, tornasolados…con el objetivo de crear una novia sirena.

Las piezas de joyería de Carlos Moret escogidas para el editorial de moda fueron cinco espectaculares anillos y dos pares de pendientes. Unas joyas que, como surgidas de las profundidades del abismo o recién desenterradas de un viejo cofre olvidado, lucieron refulgentes sobre los vestidos de prestigiosos diseñadores del sector nupcial como Yolan Cris, Santos Costura, Valentín Herráiz o Inmaculada García.

Zafiros, ópalos, calcedonias, diamantes y otras piedras preciosas se erigieron como las protagonistas absolutas sobre los metales más nobles.

alianza-3-joyas-moda-nupcial-carlos-moret

Tendencia navy

El mar tiene algo mágico y especial para todos, tanto así que ha sido fuente de inspiración para artistas, poetas, escritores y diseñadores. El origen de este estilo se remonta a 1837 cuando se fundó la Armada Naval Británica (Royal Navy), de la que surgió un uniforme que distinguía a los marineros oficiales de los pescadores. Se cree que fue el capitán del H.M.S Blazer quien, en la coronación, los uniformó con una chaqueta de sarga azul combinada con blanco y botones metálicos en color plata o dorados. Para 1857 la reina lo había designado para toda la flota. De aquí viene el término azul marino. La representación de la libertad encarnada en el mar y su asociación con el ocio y el tiempo de asueto seguramente hayan conseguido establecer su permanencia en el tiempo.

Carlos Moret traslada esa tendencia al mundo de la joyería en su anillo medusa en oro rosa, cuarzos rosas y brillantes, así como en el anillo algas en oro blanco, brillantes, tsavoritas y piedra grande Calcedonia.

Explosión de color

“Todo se expresa a través de la relación. El color sólo puede existir a través de otros colores; la dimensión a través de otras dimensiones, la posición a través de posiciones opuestas”. Siguiendo esta cita de Mondrian, algunas de las piezas de Carlos Moret estaban inspiradas en el color del profundo océano, como los pendientes de lágrimas, oro blanco, brillantes y ópalo rosa y en los anillos de oro amarillo y amatista y el anillo blanco de ópalo rosa y amatista.

alianza-joyas-moda-nupcial-carlos-moret

Zafiros como nenúfares

Al igual que aquellos nenúfares procedentes de Sudáfrica y Egipto que Monet cultivó en Giverny (Francia) para exportar después al mundo del arte en forma de serie de lienzos. Los zafiros son exóticos, hipnóticos y coloristas. En la conjunción de estas tres cualidades reside el encanto de esta piedra. Y, por eso, Carlos Moret sucumbe a su atractivo en un espectacular anillo montado en oro blanco, zafiros naturales y brillantes.

Verde que te quiero verde

La tonalidad de la esperanza, elegante y perfecta para aportar un toque de luz sublime, resurge de sus cenizas como paleta fetiche de la temporada cálida en estos pendientes verdes realizados en oro blanco, brillantes y calcedonias.

 


Fotos making of: Sara Carolina López

Fotógrafa: Mara Cózar

Estilismo: Bianca Fuentes

Maquillaje: Nacho Sanz

Peluquería: Adrián Gonzalez

Modelo: Alina (Trend Models)

Asistentes fotografía: Sara Carolina López y Sara Ivars