Cómo limpiar las joyas de oro correctamente

Cómo limpiar las joyas de oro correctamente

Cuando tenemos una pieza única y especial queremos que luzca como el primer día, sobre todo si se trata de un metal tan hermoso y brillante. Saber cómo limpiar el oro es útil cuando, por algún motivo, este parece algo deslucido.

En Carlos Moret no solo queremos ayudarte a encontrar las mejores joyas para simbolizar esos momentos especiales de la vida, sino a que las conserves como se merecen.

Distintas formas de limpiar las joyas de oro

Hay varias formas efectivas de limpiar las joyas de oro, y ninguna tiene que resultar agresiva con la pieza. A veces depende del tipo de joya, pendientes, pulseras o anillos de diamantes requieren soluciones distintas. Veamos algunas:

Agua y detergente líquido, la más sencilla

Es la más sencilla porque usarás productos que tienes en casa, porque es efectiva y porque no resulta nada dañina con el metal. Ten a mano un cuenco con agua tibia, un poco de lavavajillas, un cepillo de dientes y un trapo de algodón.

  1. Mezcla el agua tibia con el lavavajillas
  2. Remueve bien el agua para que el lavavajillas se disuelva
  3. Introduce la joya y déjala reposar un cuarto de hora aproximadamente. Eso ayudará a reblandecer la suciedad incrustada.
  4. Pasa después el cepillo de dientes, esmerándote en los lugares donde más suciedad se acumula.
  5. Aclara con agua tibia
  6. Seca con el trapo de algodón para que la pieza luzca como nueva.

Amoniaco, solo en casos puntuales

Úsalo solo en casos puntuales en los que la pieza tenga mucha suciedad y solo si el método anterior no funciona. También es una forma de que te protejas tú, porque este compuesto puede dañar tu piel.

  1. Rebaja su concentración con agua, en concreto, seis partes de agua por cada una de amoniaco.
  2. Sumerge la joya en la mezcla por no más de un minuto, puedes ayudarte con un colador metálico o usar guantes para no dañar tu piel.
  3. Enjuaga con agua clara abundante
  4. Seca con un paño abrillantador. Puedes dejar la pieza sobre una toalla hasta que esté seca por completo.

¿No hay solución? Pide ayuda a tu joyero

Si ninguna de las fórmulas anteriores funciona, puede que la joya esté tan desgastada que no pueda recuperar su brillo natural fácilmente, o que la suciedad esté demasiado incrustada.

Tu joyero de confianza podrá ayudarte. Recuerda que en Carlos Moret nos dedicamos al diseño y restauración de joyas, luego estamos acostumbrados a lidiar incluso con las situaciones más difíciles.

En nuestra joyería en Valencia disponemos de máquinas de limpieza por ultrasonidos, que limpian las joyas sin dañarlas y es la mejor forma de limpiar profesionalmente el oro y las piedras preciosas.

Aquí os dejo un vídeo de Luis Carlos Galán en el que explica muy bien cómo funciona las máquinas para limpieza de joyas por ultrasonidos:

Si quieres que limpiemos tus joyas de forma profesional, pincha aquí para saber cómo CONTACTAR con nosotros, podemos concertar una cita sin compromiso.

Qué no debes hacer

Para saber cómo limpiar oro no solo importa saber qué debes hacer, sino también qué debes evitar si no quieres dañar la pieza.

Te recomendamos que nunca sumerjas las joyas en agua hirviendo, como posiblemente veas en otros portales, menos aún si lleva piedras preciosas como el diamante. Se podría deshacer el pegamento que la mantiene unida al metal.

Tampoco utilices sal, papel de aluminio ni bicarbonato de sodio. Por su parte, la pasta de dientes genera polémicas, pues hay quien la desaconseja totalmente y quien dice que es inocua, dado que tiene que limpiar y, a la vez, proteger el esmalte. Ante la duda, usa otros métodos.

Cómo mantener las joyas de oro limpias

No basta con saber cómo se limpia el oro: si sabes cómo mantenerlo no te hará falta recurrir a otros métodos que pueden poner en riesgo su belleza natural.

Guarda siempre su caja original o su bolsa de tela y úsala cuando no lleves la joya puesta, lo que evitará que se raye por contacto con otras piezas o que le afecte la humedad.

Limpia cada cierto tiempo tus joyas con la solución de agua y lavavajillas que te hemos recomendado, es suficiente con que lo hagas tres o cuatro veces al año dependiendo del uso.

Limpiar el oro ayuda a mantener la belleza original de la pieza y conservarla tanto como sea posible. Seguro que la tuya es una joya especial y merece que la mantengas como es debido.

Si quieres ampliar información sobre éste tema, te recomiendo que leas el artículo publicado en éste periódico digital sobre consejos para limpiar joyas de oro.

Añadir un comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
Powered by