Cómo se extraen y se forman los diamantes

Cómo se extraen y se forman los diamantes

El diamante es una de las piedras preciosas más prestigiosas y distinguidas de cuantas existen. Su uso como joya se remonta a tiempos inmemoriales y, lo más curioso de esta piedra es que su composición es la misma que el grafito, únicamente a partir de carbono.

Cuando sepas cómo se forman los diamantes y dónde se encuentran, entenderás también por qué son tan apreciados en joyería.

Dónde se encuentran los diamantes

Los diamantes se localizan en el interior de la Tierra y se extraen a partir de yacimientos diamantíferos. En la actualidad solo existen explotaciones de este tipo en algunos países subsaharianos de África, en el área amazónica de Latinoamérica, en India y Australia.

Otros territorios en los que se han explotado minas de diamantes son Rusia, China y Estados Unidos.

La particularidad de esta piedra es que se forma a mucha profundidad, aproximadamente entre 120 y 200 kilómetros de la superficie en línea recta. La aparición de diamantes en superficie es solo casual y se debe a erupciones volcánicas en capas profundas de la corteza terrestre.

También puede ocurrir que los diamantes hallados en superficie tengan origen extraplanetario y acaben en la Tierra por el impacto de un asteroide. En esos casos no se conoce su creación, pero se sostiene que pudieron formarse hace unos 3000 millones de años.

Cómo se forman los diamantes

La particularidad de los diamantes es que su origen son átomos de carbono que cristalizan de una manera muy particular, en forma de cubo.

Se originan bajo la superficie terrestre, en capas muy profundas de la litosfera en la que se producen condiciones muy extremas de temperatura y presión: de 900 °C a 1300 °C y 30 kilobares.

En ese estado, el carbono va conformando una disposición cúbica hasta mineralizarse y transformarse en diamante, un proceso que puede durar millones de años.

La extracción de estas piedras puede producirse a través de minería convencional con minas a cielo abierto y túneles hacia superficies más profundas, o bien mediante la minería de playa, en procesos similares al bateo del oro.

Por su rareza, su belleza, la dificultad para la formación del diamante y sus propiedades físicas, esta joya es muy apreciada especialmente como regalo de boda, para demostrar el amor verdadero.

No obstante, cabe decir que desde hace décadas se pueden conseguir diamantes de laboratorio mediante la aplicación de altas temperaturas y condiciones de presión suficientes aplicadas sobre superficies de carbono.

La mayoría de los diamantes de laboratorio, así como los que se obtienen de la minería, se destinan a usos industriales. Solo un 20 % tienen calidad de gema, que es el condicionante básico para determinar que una piedra puede ser clasificada como joya.

Pendientes brillantes

Diseño de joyas con diamantes

La dificultad para que aparezcan en superficie o en profundidades accesibles a través de minería y cómo se forman los diamantes explican por qué son tan apreciados en joyería.

Al procedimiento natural que implica millones de años, hay que sumar la complejidad de hallar diamantes de calidad suficiente, de ahí el alto valor sentimental y monetario de esta joya.

Precisamente ese motivo es el que me ha llevado a crear colecciones de joyas con diamantes, bien sea para anillos de pedida como para pendientes de boda o pulseras, los diamantes simbolizan la pureza que busco con mis diseños.

 

Disponemos de un servicio de cita previa para el diseño de joyas exclusivas en Valencia. No dudes en ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos sobre las diferentes opciones y precios.

Añadir un comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *