Joyería minimalista: la moda también en las joyas

Joyería minimalista: la moda también en las joyas

Seguro que te suena la frase “menos es más”, ¿verdad? Es el gran lema del estilo minimalista, ese que se caracteriza por la pureza de los colores suaves y monocromáticos, por una simplicidad que da idea de orden y limpieza, o por incorporar elementos naturales. Y también está presente en la joyería minimalista.

Sí, el diseño de joyas también se deja persuadir por la tendencia dominante, y hace años que el minimalismo pisa fuerte en campos como la decoración.

Características de la joyería minimalista

Es precisamente en decoración donde vemos el estilo minimalista por todas partes, en ocasiones abrazado a otras corrientes como la nórdica o la moderna. Precisamente por su omnipresencia parece novedosa, pero lo cierto es que el germen del minimalismo actual está en los años 60.

Alianza de diamantes

No son tan recientes las joyas minimalistas, que causaron sensación en los 90. Toma de la arquitectura, el diseño y el arte el lema de la corriente estética, el de menos es más, para crear piezas sencillas y finas que optan por la geometría y por los símbolos para dotarse de originalidad.

Pulsera minimalista brillantes

Pese a tratarse de joyería, un oficio cuyo santo y seña es precisamente el ornato, las joyas minimalistas huyen de los excesos. La ventaja es que son piezas muy versátiles que se pueden llevar en cualquier ocasión: son sencillas como para llevarlas en el día a día, pero tienen la calidad y la belleza suficiente ante cualquier evento cuyo outfit pide la sencillez en los complementos.

Minimalismo en los distintos tipos de joyas

Los colgantes son el paradigma de este estilo. Vemos con frecuencia cadenas muy finas, casi imperceptibles a cierta distancia, y de las que cuelgan adornos también sencillos basados en símbolos y geometrías.

Lo mismo sucede con los pendientes. El minimalismo los prefiere pegados y no que cuelguen, se pueden utilizar piedras como los brillantes. No se renuncia a ellas, pero se usan de forma más discreta.

Pendientes de brillantes

En cuanto a los anillos minimalistas, no cuesta adivinar sus características siguiendo con la línea anterior: el aro es fino, tiene formato redondo o cuadrado y el motivo central se mimetiza con el resto del conjunto. De ahí que veamos anillos donde el propio aro dibuja cruces o lazos, con pocos elementos agregados.

Anillo brillantes talla princesa

Las pulseras, como era de esperar, también son finas. Apenas llaman la atención en la muñeca de no ser por el solitario motivo que recogen, y que toma todo el protagonismo: una cruz, un ancla, una letra, el símbolo del infinito, etc. A veces también incorporan cuentas pequeñas.

Pulsera bicicleta

Un buen ejemplo es nuestra Pulsera Bicicleta de Oro, una sencilla pulsera de cuerda con una bicicleta como único motivo central.

¿Y los materiales? El predilecto de las joyas minimalistas es el oro, y aunque hace unos años el omnipresente era el oro rodiado, en la actualidad han tomado un evidente protagonismo el amarillo, el blanco y el rojo.

La joyería minimalista, con todo, se opone a los excesos habituales de otras corrientes artísticas. Cuenta con poco, pero todo brilla. La aparente simplicidad y la suavidad es, precisamente, lo que dota a la joya de un carácter único que siempre pervive.

Añadir un comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
Powered by