Larimar: una piedra especial para tus joyas

Larimar: una piedra especial para tus joyas

El larimar es una piedra semipreciosa que ha ganado mucha relevancia en los últimos años en joyería. Se trata de un silicato azul que presenta un gran atractivo visual y que está altamente cotizada por el bajo número de yacimientos que se conocen de la misma a nivel mundial.

Es una de las rocas más bonitas que existen y su explotación no se inicia hasta el año 1974, al menos a nivel comercial, pues anteriormente ya se trabajaba con ella en el Caribe desde principios del siglo XX.

El misterio de la piedra larimar

El larimar es una piedra preciosa azul de República Dominicana a la que se le asocian propiedades poderosas y espirituales. Estas creencias están muy determinadas por el lugar de descubrimiento de la roca, el Caribe.

En los países de esta región se cree que la piedra larimar infunde serenidad, amor y paz. Es una joya relacionada con sensaciones y emociones positivas. Además, se emplea también para tratar algunas dolencias físicas y problemas respiratorios.

Ninguna de estas propiedades está demostrada de manera científica, pero no es la primera joya que guarda cierta relación con algún tipo de simbolismo. Un claro ejemplo son los diamantes, que evocan fortaleza y buenos augurios en las relaciones afectivas y amorosas.

Larimar y sus características

Esta piedra pertenece a la familia de los silicatos. Su color principal es el azul, aunque presenta habitualmente vetas en tonos blancos, ocres y canelas. El larimar es la piedra de República Dominicana, pues es en este país donde se encuentran los principales yacimientos, especialmente en el sureste del territorio.

Se trata de la única piedra pectolita de color azul celeste, una coloración que se debe a la presencia de calcio en lugar de cobalto. Su brillo es vítreo o satinado, es translúcida y tienen una dureza en la Escala de Mohs comprendida entre 4,5 y 5. Su sistema cristalino es triclínico.

Una particularidad de la piedra larimar es que solo en República Dominicana se encuentra este mineral con la tonalidad azul tan característica. Otras pectolitas en el mundo tienen colores blancos o marrones.

Su aportación en la alta joyería

El larimar se emplea a modo de amuleto o como talismán, chacra, para meditación. No obstante, su uso más popular es en joyería, como piedra preciosa o semipreciosa. Generalmente se ve en colgantes y collares, también en brazaletes. En menor medida aparecen en anillos y pulseras.

El mundo del coleccionismo es otro escenario donde está muy cotizada esta piedra, así como en ornamentación, con figuras decorativas adornadas con este mineral.

Su valor en joyería está muy asociado al nivel de coloración. Así, cuanto más profundo sea el azul de la piedra, más preciosa se considera. Las joyas de alta calidad poseen una tonalidad a medio camino entre el azul cielo y el azul profundo.

La mayoría de las joyas con larimar son ensambladas en plata, pero si la pieza es de alta calidad, también se pueden ensamblar en oro. En Moret trabajamos con todo tipo de piedras preciosas y estamos abiertos a cualquier tipo de sugerencia con respecto a este mineral.

La coloración de la piedra es lo que realmente determina su valor. Si el larimar es de color verde, ya no es una piedra preciosa, salvo alguna excepción por la alta intensidad y brillo. Y si tiene tonos rojizos es porque hay restos de hierro en la piedra azul, y acabará perdiendo la coloración con el tiempo.

Un último apunte interesante del larimar es el origen de su nombre, que se lo concedió uno de sus descubridores, en honor a su hija Larissa. Mar es porque procede del mar, del Caribe.

 

El larimar como piedra gana peso en alta joyería. A pesar de ser una piedra descubierta recientemente, su azul intenso es perfecto como joya femenina.

¿Te gustaría que yo diseñase una joya para ti? No dudes en contactarme y venir a nuestro despacho donde podremos mostrarte mis diseños.

 

Añadir un comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *