Tipos de colgantes en joyería

Tipos de colgantes en joyería

Es amplia la variedad en los diferentes tipos de colgantes en joyería, por lo que se trata de complementos adaptables a cualquier tipo de mujer, gustos y eventos. La máxima siempre es combinar con criterio y apostar por joyas de calidad que marquen la diferencia y sumen al estilismo.

El collar tiene orígenes más lejanos en el tiempo que los de otros complementos como anillos y brazaletes. Se han documentado hallazgos en sepulturas prehistóricas muy antiguas del Paleolítico, así que es un complemento muy apreciado desde siempre.

Tipos de colgantes que puedes encontrar en joyería

Existen diferentes tipos de collares atendiendo, sobre todo, al parámetro de la longitud. Los repasamos a continuación.

1. Collar

Es frecuente usar este término de modo genérico y llamar “collar” a cualquier joya que va al cuello. Pero, en joyería, el collar es el que tiene una medida de entre 30 y 33 cm, y suele constar de uno o varios hilos con adornos (como las perlas) y broche.

Es un complemento muy elegante que se puede lucir de muchas maneras. Si es de perlas, conviene llevar el pelo recogido o tenerlo corto, y combinarlo con pendientes cortos y un anillo de talla sencilla pero elegante. Por ejemplo, un solitario brillante.

2. Gargantilla

Aunque se presta a confusión, la gargantilla es más larga que el collar, al menos en joyería. También suele ir bastante pegado, ya que hablamos de entre 35 y 40 cm.

Existe una infinita variedad de diseños y, dependiendo de por cuál optes, puedes componer un estilismo más o menos formal. También depende de cómo lo combines: si optas por unos pendientes con piedras preciosas y brillantes, por ejemplo, será un evento que exija alta sofisticación.

Tipos de collares

3. Princesa

Es más largo que los anteriores, ya que suele tener una medida de entre 43 y 48 cm. Se reserva habitualmente para diseños muy refinados, con formas originales y brillantes. Digno de la aristocracia, de ahí su nombre.

Puede acaparar todo el protagonismo del estilismo, así que úsalo con prendas sencillas. El resto de complementos deben estar a su nivel en cuanto a belleza, por ejemplo, unos pendientes cortos con doble orla de diamantes y oro que sigan las últimas tendencias en joyería minimalista.

4. Matiné

Seguimos ganando en longitud, y este se va a los entre 50 y 60 centímetros. Es un colgante largo que, dependiendo del diseño, puedes lucir en el día a día o en una ocasión especial.

Es un complemento con bastante personalidad, así que se suele llevar colgados talismanes u otras joyas de diseño originales. Dado que no va pegado al cuello, puedes combinarlo con pendientes de cierta longitud, aunque no demasiado largos.

5. Ópera

El colgante tipo ópera tiene entre 71 y 86 cm de largo, luego queda por debajo del pecho. La mejor manera de hacer que resalte es llevarla con un elegante escote, por ejemplo, en pico.

Los collares tipo ópera clásicos tienen uno o varios hilos de perlas, que pueden ser de diferentes tamaños, y alguna joya con brillantes que queda sobre el lateral.

6. Cuerda

Es el más largo, pues puede llegar a los 100 cm e incluso rebasarlos. Por eso es frecuente llevarlo con nudos delante o sobre la parte alta de la espalda, al estilo de Coco Chanel. La diseñadora los puso de moda y hoy son habituales en la alta costura.

 

En joyería Carlos Moret no solo tenemos las joyas ideales para combinar con tu colgante favorito, sino que podemos diseñar uno a tu medida. Sea para una ocasión especial o porque es algo que quieres regalarte y tener como tesoro en tu joyero, escuchamos tus peticiones, bocetamos, elegimos materiales y fabricamos artesanalmente cualquier tipo de collar. Una joya íntima y personal para ti que guardarás siempre con cariño.

 

Añadir un comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *