Tipos de oro en joyería: cómo diferenciarlos

Tipos de oro en joyería: cómo diferenciarlos

El oro es uno de los metales preciosos más extravagantes de todos cuantos podemos hallar en la naturaleza: es accesible, pero escaso, y es este detalle el que, al parecer, lo ha llevado a ser codiciado por la humanidad. No obstante, y debido a la necesidad y gusto de cada cliente, en la actualidad es posible diferenciar distintos tipos de oro. ¿Conoces cómo puede clasificarse este metal noble?

Tipos de oro según el color

El oro es un metal brillante y cautivador que se obtiene directamente de la naturaleza en un color amarillo e intenso. No obstante, en joyería es posible encontrar distintos tipos de oro para anillos y otras piezas que favorecen un gran abanico en el momento de elegir la joya que más te identifica.

Oro amarillo

El oro amarillo suele encontrarse en piezas confeccionadas con oro puro, cuyo material no se mezcla con otros metales. Su alta calidad y color no solo dan lugar a que la pieza aumente de categoría, sino que favorece una durabilidad mayor en el tiempo.

Oro blanco 

Muy frecuente en anillos de boda, el oro blanco es el resultado de la combinación de oro puro y otros metales como son el paladio, la plata y el níquel.

Alianza diamantes oro blanco

De hecho, puedes ver un fabuloso ejemplo con nuestra alianza de diamantes y oro blanco de 18k.

Oro verde

El oro de color amarillo verdoso es producto de la mezcla entre plata y oro de color amarillo, al que también se añade cadmio o cobre. Según la cantidad de los metales que se empleen en esta combinación, el resultado será de un color verde más intenso o más claro.

No se suele utilizar actualmente ya que el cadmio puede producir alergias.

Oro rosa y rojo 

Entre los tipos de oro en joyería menos frecuentes, aunque vistosos, se encuentra el oro rojo y rosado, colores que se obtienen según la cantidad de cobre que se use en la mezcla. Las piezas elaboradas con estos tipos de oro suelen ir en combinación con oro blanco o amarillo, dando lugar a joyas bicolor.

Alianza oro rosa

Aquí tienes un ejemplo de una preciosa alianza de oro rosa.

Baño de oro 

Las joyas realizadas con este material cuentan con un baño electrolítico de oro o de rodio. Aporta mucho brillo a las piezas, pero es de una calidad inferior ya que con el tiempo se pierde ese baño. No se consideran joyas de oro, y están enmarcadas dentro de la llamada bisutería.

Además, si en algún momento te has preguntado por qué hay oro más amarillo que otro, esto se debe precisamente a la cantidad de oro con la que esté formada la pieza.

Tipos de oro según los quilates

Por otra parte, el oro se puede clasificar según su pureza, en cuyo caso nos remitimos a los quilates. A mayor cantidad de quilates, mayor es su calidad y valor.

Oro de 24 quilates

Entre los tipos de oro más valiosos encontramos el oro de 24 quilates, pues presume de un 99,9 % de pureza. Los lingotes de oro son el ejemplo perfecto.

Sin embargo, el oro “puro” es muy blando, y no es apropiado para elaborar joyas, para ello se mezcla con otros metales que le aportan propiedades que lo hacen maleable y resistente.

Oro de 18 quilates

Conocido en España como “oro de ley”, esta clase está formada por 18 partes de oro por 6 partes de otros metales, a menudo plata y cobre. De este modo se alcanza un 75 % de pureza y se convierte en uno de los tipos de oro más utilizados en joyería.

Pendientes oro amarillo largos

En Carlos Moret trabajamos siempre con oro de 18k, aquí tenemos una maravillosa muestra de pendientes confeccionados en oro amarillo de 18k y una prasiolita engastada.

Oro de 14 quilates

Recibe el nombre de “oro bajo” y se caracteriza con una pureza de un 60%, pues cuenta con 14 partes de oro puro y 10 partes de otros metales.

Es un tipo de oro que se utiliza mucho para joyería en países como Estados Unidos, sin embargo, hay que tener en cuenta que la cantidad de oro que lleva es muy baja con respecto al “oro de ley” en España, por lo tanto su valor es inferior.

Oro de 12 quilates

El oro de 12k está formado por 12 partes de oro por 12 de otros metales, de modo que su pureza se reduce al 50 %.

Oro de 10 quilates

Recibe su nombre debido a su composición —10 partes de oro y 12 partes de otros metales—. Cuenta con tan solo un 40 % de oro puro, de modo que se lo considera un oro de baja calidad.

En conclusión, si bien cada uno de los tipos de oro tienen sus particularidades, lo cierto es que la calidad de la pieza estará determinada por la combinación entre la pureza del oro —es decir, los quilates— y los metales empleados —el color—. De cualquier modo, si necesitas asesoramiento, siempre puedes solicitar una cita previa en Carlos Moret y resolver todas tus dudas.

Añadir un comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *